Viedma: En una tensa sesión se aprobó la reducción horaria de los municipales

En una sesión acalorada, con cruces y acusaciones, el Concejo Deliberante de Viedma aprobó por mayoría la reducción de dos horas en la jornada laboral de los empleados municipales. La tensión estuvo presente en todo momento, principalmente desde que el bloque oficialista pidió incorporar un artículo para prorrogar la aplicación del beneficio a partir del 2016. En la calle y en el recinto, el SOYEM siguió de cerca el análisis de la iniciativa. Todo hace prever que ahora el intendente vetará la ordenanza.

VIDEO: ASI SE APROBÓ LA INICIATIVA

Finalmente, el pedido del oficialismo fue rechazado por mayoría y se aprobó la iniciativa original, presentada por la presidenta del cuerpo, Patricia Pocai, quien hizo uso de su voto doble. A favor votaron los peronistas Juan Cerone, Evelyn Rousiot y Eva Contrera y la peperreísta Nora Jofré, mientras que se opusieron los radicales Federico Díaz, Laura Ramos y Oscar Guenomil y el peronista Lorenzo Córdoba.

“En casi ocho años que llevo aquí adentro es la primera vez que presencio semejante irregularidad. El proyecto llega a la sesión sin que se pueda leer”, acusó la concejal oficialista Laura Ramos.

La edil cuestionó aspectos de la iniciativa. Señaló que no se tuvieron en cuenta las modificaciones estructurales necesarias para que no se vean resentidos los servicios que ofrece la comuna y aseguró que con la reducción de la jornada laboral “se deberán sumar nuevas horas extras para sostener los niveles de prestación”.

Ramos ratificó que “todos estamos de acuerdo con la reducción horaria” y cuestionó que se tome esta decisión “a contramano de quien gobierna y gobernará por cuatro años más”.

El debate se fue tornando cada vez más tenso, incluso con la participación de los trabajadores, que desde sus sillas en el sector de público manifestaban su oposición a los planteos del oficialismo.

Luego, el concejal Díaz acusó al peronismo de “querer marcarnos la cancha” y Ramos también señaló que había cuestiones políticas de por medio. En medio de debate, llegó al lugar el ex candidato a intendente del FPV, Juan Manuel Pichetto.

Por su parte, para finalizar el debate, tomó la palabra la secretaria de Finanzas del gremio, Claudia Bahamonde quien aclaró que “no pertenecemos a ningún partido político” y dijo: “Somos trabajadores municipales y votamos igual que todos. Habrá compañeros que tienen afinidad por algún partido, pero eso no tiene nada que ver con este tema”.

La dirigente gremial cuestionó que la Mesa de la Función Pública “no funciona” y dijo que “los representantes del Poder Ejecutivo han cometido un grave error, un gran delito con este gremio, en una conducta antisindical, antidemocrática y vulnerando los derechos de los trabajadores”.

“Tenemos trabajadores que hoy cobran $ 3.800 de bolsillo. Una reducción horaria sería un aumento de sueldo para estos trabajadores, porque podrían lidiar con un segundo trabajo, que es lo que nos ha pedido el secretario Perafán en la Mesa de la Función Pública”, aseguró y dijo que “lamentablemente tenemos que escuchar a representantes del pueblo como usted (por Ramos) que denigran al trabajador”.

Finalmente, se votó el proyecto original, que reduce las horas diarias de trabajo de 8 a 6. Los dirigentes de SOYEM se manifestaron sorprendidos por la negativa de Díaz y Córdoba. La tensión llegó al punto máximo cuando un grupo de dos o tres trabajadores se acercó hasta las bancas de Ramos y Díaz para cuestionar sus posturas, cara a cara.

“La palabra de SOYEM es un documento y la de los concejales de la UCR no”

El líder de SOYEM en Viedma, Nélson Velázque, se mostró conforme con la aprobación pero no con el modo en que se dio la votación. “Salió por mayoría y no pretendíamos esto, queríamos que fuera por unanimidad”, señaló a F5Gremiales.

Sostuvo que el jueves pasado “estuvimos hablando con los concejales de la UCR y Federico Díaz dijo que nos iba a acompañar. Hoy tenía otro discurso”.

Velázque señaló desconocer los motivos del cambio de opinión de Díaz, pero indicó con ironía que “hoy tuvo una reunión con el intendente”. Agregó: “Si yo te doy mi palabra hoy, mañana no la puedo borrar. La palabra de SOYEM es un documento y la de los concejales de la UCR, no”.

“La necesidad del empleado municipal es hoy. No se puede prorrogar hasta el año que viene. Hubo momentos de tensión. Le pedimos perdón a Laura Ramos si se le faltó el respeto, pero el malestar del trabajador es muy grande”, dijo finalmente.

¿Se viene el veto de Foulkes?

El intendente José Luis Foulkes tiene ahora diez días para vetar la iniciativa. Y todo hace prever que hará uso de esta herramienta, argumentando que la aplicación de la reducción horaria es imposible sin un análisis previo más exhaustivo.

Luego, el proyecto volverá al recinto del Deliberante para ser analizado. Pero en esta segunda instancia, se necesitará una mayoría especial para que sea aprobado.

Ser el primero en comentar en "Viedma: En una tensa sesión se aprobó la reducción horaria de los municipales"

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*