Trabajadores del Hospital de Belisle reclaman por violencia laboral

Los trabajadores del Hospital de Belisle presentaron una nota al director de la Zona Sanitaria II, Fernando Micoli, donde le describen las irregularidades que hay en la institución y decidieron continuar autoconvocados hasta tanto sean escuchados en sus reclamos.
Uno de los temas centrales que reclaman es el maltrato laboral que la autoridad del hospital ejerce sobre ellos. Esta situación se viene dando desde hace dos años, a pesar de algunas pautas para la buena convivencia que se habían acordado tiempo atrás; pero en un acto de autoritarismo considerado repudiable por los reclamantes, la dirección avasalló las actas firmadas. La consecuencia más directa del accionar de la dirección es que el personal hospitalario desarrolle su tarea cotidiana en un clima de miedo, impotencia y angustia.
La UPCN está acompañando a todos los afectados, que comprenden el 90 % del personal del Hospital de Belisle. En la representación sindical está Aida Huenchumil.
El director de la Zona Sanitaria II ya mantuvo un encuentro con los agentes, momento en que estos pudieron visibilizar y exponer la problemática existente y, en el día de hoy, Micoli se reuniría nuevamente con los agentes autoconvocados. Esta vez, y según lo dicho, el director estará acompañado por funcionarios de Salud del ministerio (la secretaria de Relaciones Institucionales, Mercedes Ibero; la coordinadora provincial de Enfermería, Silvia Neyrot y otra persona más cuyo nombre no sabemos) que se reunirán con los agentes de cada área del hospital.
Los trabajadores solicitaron que UPCN esté presente para que actúe como mediador y esperan que esta situación se resuelva, porque “no es agradable para nadie trabajar así” consignaron.
“Los compañeros somos personal perteneciente al Ministerio de Salud y no propiedad de la directora del Hospital de Belisle. Nosotros actuaremos de acuerdo a lo que se plasme en actas pertinentes y con la firmeza necesaria para que este tema de violencia laboral, culmine”, dijeron los trabajadores hospitalarios de esa localidad del Valle medio.