Rechazo al servicio cívico voluntario

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro rechazó el servicio voluntario para jóvenes de 16 a 20 años a cargo de la Gendarmería Nacional que fue anunciado por la ministra de seguridad Patricia Bullrich.

“Este gobierno pretende seguir avanzando con ideas nefastas. Lejos de buscar una solución de fondo para los miles de excluidos que deja su propio plan de gobierno, el Estado quiere poner a los jóvenes en manos de la gendarmería”, dijo Rodrigo Vicente, secretario gremial de CTA Autónoma.

“En vísperas de las elecciones y del fracaso rotundo de Cambiemos en todas las materias, este no es más que un gesto en busca del voto de quienes avalan la mano dura. Pero el gobierno se equivoca, el pueblo sabe que la propuesta debe ser otra. Por eso lo que sigue cosechando Macri es rechazo y más rechazo”.

Mientras tanto, las explicaciones del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien encabezó una conferencia de prensa junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es que el Servicio Cívico Voluntario en Valores sirve para “los chicos que hoy no están haciendo nada, que están en la calle y no están estudiando, que han abandonado el secundario”. Es decir que, lejos de pensar una propuesta para contener a los jóvenes más vulnerables, alentar la conclusión del secundario, recurrir a las escuelas y las universidades,el gobierno los manda a diversos establecimientos militares.

La iniciativa, que corresponde a la resolución 598/2019 del Ministerio de Seguridad, publicada en el Boletín Oficial, se empezará a desarrollar a partir de septiembre en una primera experiencia piloto y funcionará en seis provincias, comenzando por Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero y Río Negro y albergará hasta 1200 jóvenes.

Lo cierto es que es al menos contradictorio que un gobierno que ha recortado los presupuestarios en educación y las políticas públicas destinadas a los jóvenes, destruido las escuelas de oficios, acrecentado la precarización laboral y cualquier perspectiva de futuro, manifieste preocupación por los jóvenes excluidos. Sin embargo, va en la línea que despliega desde sus inicios: frente al fracaso absoluto  de todas las políticas económicas, políticas y sociales que ha implementado,  frente a un país desbastado por la pobreza y el hambre, el gobierno de Mauricio Macri, nuevamente, se respalda en las fuerzas de seguridad.