Paro de 48 horas y movilización

La medida de fuerza afectará los servicios en la administración provincial, organismos nacionales y Estados municipales. El día 24 el sindicato moviliza desde las 17.30 horas en las ciudades de Roca, Viedma y Bariloche.   
 Desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se decidió convocar en Río Negro a un paro de 48 horas para los días 24 y 25 de septiembre. En este marco, el sindicato llama a movilizar el día 24 de septiembre desde las 17.30 horas en las ciudades de Roca, Viedma y Bariloche.
La medida de fuerza se enmarca en el llamado a nivel nacional que realizaron la CTA Autónoma, otras centrales obreras, sindicatos de base y movimientos sociales contra las políticas de ajuste que se impulsan desde el Gobierno Nacional y se avalan en la provincia. 
El Sindicato de los estatales exige un cambio urgente en el modelo económico actual y que se ponga fin a la ola de despidos en dependencias públicas nacionales.
Por otro lado, el gremio repudia la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y sus exigencias, como así también rechaza de manera absoluta la aprobación del proyecto de presupuesto enviado por Macri al Congreso Nacional, ya que el mismo estipula un recorte varias veces millonario en el gasto público para el próximo año 2019.
Para ATE la protestas serán contundentes en toda la provincia y tendrán como principal objetivo poner un freno a las últimas medidas que intenta el Gobierno Nacional y que perjudican a los futuros jubilados y pensionados en la Patagonia, recortándoles la mitad del denominado plus por zona austral.
La entidad sindical también señaló su preocupación frente a la modificación de la Ley de Ministerios a nivel nacional y la eliminación de las carteras de Salud y Trabajo. Las consecuencias de esa decisión ya impactan en la provincia de manera negativa.
Por último, ATE demanda un aumento de emergencia para todos los jubilados, que la Obra Social PAMI y la ANSES dejen de restringir prestaciones y beneficios, como así también que se ponga fin a la criminalización y represión de la protesta en todo el país.