Para UPCN, Weretilneck junto a ATE y UnTER empobrecieron a los estatales rionegrinos

Conocidos el índice inflacionario del 2019 que superó el 50 por ciento otra vez en el país, la UPCN Río Negro emitió un comunicado donde acusa al gobernador saliente, Alberto Weretilneck, a la ATE, encabezada entonces por Aguiar y a la UnTER de haber reducido porcentualmente el salario de los estatales rionegrinos a la mitad.
“En apenas 24 meses, -remarcan- se produjo el ajuste sobre unos sueldos que de por si ya eran bajos por las pérdidas registradas en los años 2016 y 2017”.
El CESO (Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz) midió para la zona de la Comarca Viedma-Patagones una variación de precios acumulada en 2019 del 72,74%, mientras los salarios recibieron en el mismo período un 30% y un bono de 5000 pesos por única vez. “El ajuste realizado por el hoy senador Weretilneck fue el más colosal de las últimas décadas y mientras lo aplicaba -con apoyo de una parte de los gremios, se llevaba los laureles políticos, jactándose de tener superávit económico. El gobierno anterior nunca declaró una emergencia, dejando a la actual administración de la provincia los problemas resultantes de su mala gestión ¿O acaso alguien puede pensar que la Ley de Emergencia Provincial (Ley 5429, aprobada a fines del año pasado y publicada en el Boletín Oficial de hoy) es el resultado de un mes del gobierno actual?” se pregunta irónicamente en el comunicado el gremio estatal.
La mesa de UPCN firma que “La negación de toda la realidad salarial, económica y financiera de Río Negro fue una constante oficial durante los últimos años gobernador por Alberto Weretilneck” y que fueron denunciando reiteradamente la situación y oponiéndose a cada una de las medidas de ajuste sobre salarios del por entonces mandatario, “avaladas por Aguiar (Ate) y la Unter”.
En ese período, desde la UPCN asegura haber acercado a los trabajadores distintas opciones para cubrir los costos de supervivencia de las familias (como las tarjetas de los supermercados con las que el trabajador paga a precio de contado los alimentos y se le descuentan entre mes y medio y dos meses después -produciendo un congelamiento indirecto de los precios que no paran de subir- o los importantes descuentos en comercios conseguidos a través de convenios, entre otras medidas).
El comunicado termina con un llamamiento a los referentes sindicales para ” arrimar el hombro e ideas para empezar a salir de esta situación grave en que nos encontramos”.