Para ATE, las autoridades del PAMI mienten

El frente previsional constató que hasta ahora no llegó ni una cuota del desembolso anunciado

 La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) denunció que mientras que en otras provincias ya se cancela el segundo pago de los 15.000 pesos destinados a cada centro de jubilado que forma parte del PAMI, en Rio Negro todavía no se les depositó ni la primera cuota.

Tampoco se pagan los subsidios a los profesionales talleristas que continuaron de manera virtual trabajando en programas como yoga, canto y baile que se adeudan desde el mes de marzo

Desde el frente previsional se advierte que la titular del PAMI, Luana Volnovich, y los funcionarios políticos locales Diego Mel y Daiana Neri mienten y están perjudicando gravemente el funcionamiento de los centros de jubilados.

Esta ayuda iba a ser para su sostenimiento y para costear los gastos fijos que estos espacios  presentan, como el pago de la luz, el gas  y, en muchos casos, sus alquileres.

En este sentido el sindicato viene advirtiendo sobre el grave perjuicio que ocasiona este retraso, que se generó desde la suspensión del programa Probienestar, lo cual los lleva a una muerte lenta, a la que solo escapan gracias al aporte que desde su bolsillo realizan los adultos mayores.

Al respecto, las autoridades  en la Provincia tampoco han dado respuestas al reclamo y la ineficiencia comienza a ser un de las principales características de la nueva gestión en la obra social de los jubilados.

Desde el Frente Previsional de ATE se evalúan medidas de fuerza que terminen con la desidia a la que son sometidas estas instituciones, un espacio central para los jubilados y jubiladas.