La CTA repudió el aumento del salario mínimo vital y móvil

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro repudió el vergonzoso aumento del 35% a pagar en 3 cuotas no acumulativas -13% agosto, 12% septiembre y 10% octubre- que decretó el Gobierno Nacional tras la falta de acuerdo en la reunión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que fue estimado en 16.500$.

“El gobierno se burla de nuestro pueblo si tras las masivas movilizaciones para visibilizar la situación de hambre que viven millones de familias pretende imponer este aumento irrisorio. La pérdida del poder adquisitivo en el marco de esta devaluación galopante y la inflación que trepa todos los días requiere de una contención mucho más grande”, señaló Rodolfo Aguiar, secretario general de la CTA Autónoma de Río Negro y reclamó que “nadie puede tener salarios por debajo de la línea de pobreza”.

Asimismo, el dirigente demandó que el gobierno deje de especular y trabajar para el sector financiero y por una vez trabaje para el pueblo. “Siguen las fugas millonarias mientras la situación de pobreza en el país se vuelve extrema. La destrucción del empleo y el hambre es la única política que están ofreciendo en una Argentina devastada”, completó.

La Central obrera ratificó así el estado de alerta y movilización y exige un salario mínimo equivalente a la Canasta Básica Total que, relevada por el propio INDEC en el mes de junio es de $ 31.148 mensuales.

Asimismo, exige que este aumento incluya a jubilados, trabajadores precarizados y trabajadoras de casas particulares y empleados municipales y provinciales, a la vez que también demanda medidas que detengan la destrucción de puestos de trabajo..