La CTA-A despide a Julieta Vinaya

“Con un profundo pesar la CTA Autónoma de Río Negro despide a Julieta Vinaya, la incansable luchadora que buscó hasta el último minuto de vida justicia para Atahualpa Martínez Vinaya, asesinado diez años atrás sin que haya habido avances en la causa. Desde las 21 de este domingo, sus restos son velados en la Sala Casella, de la ciudad de Viedma.
La sonrisa y tesón de Julieta serán levantadas como bandera por la central obrera, en su compromiso por encontrar a los responsables materiales y políticos del crimen del pibe de 19 años que apareció muerto en las afueras de la capital, con un disparo en la espalada en la madrugada del 15 de junio de 2008.
Su caso plagado de irregularidades impulsó a la CTA Autónoma, junto a otras organizaciones sociales, sindicales, políticas y de derechos humanos, a movilizar al Consejo de la Magistratura
en junio pasado cuando se cumplió una década del hecho, para pedir el juicio político a los actores intervinientes en la causa.
Atahualpa se sumó a la serie de asesinatos aún impunes en Río Negro, y por ello la central obrera exigió dilucidar la actuación de la ex fiscal Daniela Zágari y del ex juez de primera instancia Carlos Reussi (ambos camaristas penales) y del ex fiscal Ricardo Falca, ahora jubilado. Desde hace dos años el Consejo tiene la posibilidad de llevar adelante un juicio político hacia estos miembros, intervinientes en el caso del hijo de Julieta, a quienes se acusa de haberlo entorpecido.
Julieta se constituyó en un emblema para la comunidad: su pelea no sólo abrazó la búsqueda de justicia para Atahualpa, sino también para todas las víctimas de violencia institucional en la Argentina.
Julieta Vinaya, hasta la victoria siempre.