Gremios buscan frenar el aumento del bono de IProSS

Los Vocales Gremiales del IPROSS, Alejandro Gatica (APEL), Paolo Etchepareborda (UnTER) y Fabio Polizzi presentaron una nota en la que piden al resto de la Junta de Administración que se revea el aumento de los bonos de consulta decidido el 30 de junio pasado.

Según esa determinación, esas órdenes (que actualmente tienen un costo de $ 30) llegarán –de manera progresiva- a $ 100 en el mes de diciembre próximo.

Alejandro Gatica relató que la semana pasada mantuvieron un encuentro con el titular de la obra social, Claudio Di Tella, y los Vocales Gubernamentales, en la que abordaron los temas a tratar de ahora en adelante.

“Nos pusimos de acuerdo en que vamos a trabajar en conjunto, siempre preservando lo que siempre hemos dicho: la obra social es de y para los trabajadores, más allá que seamos minoría en la Junta de la Administración. Los Vocales Gremiales defenderemos los derechos y los intereses de los estatales rionegrinos”, sostuvo.

Respecto del precio de los bonos de consulta indicó que “nos enteramos cuando asumimos que en el último día hábil del mes de junio se había firmado una resolución que aumentaba el bono de consulta de forma progresiva hasta el mes de diciembre”.

Añadió que en base a esto “presentamos una nota al resto de la Junta de Administración para reconsiderar esta normativa, porque creemos que no se está dando cumplimiento  a la resolución Nª 229/17, que expresa que los coseguros no puede superar el 20% del valor de la práctica””.

En ese rumbo explicó Gatica que “hoy los médicos está cobrando entre 270$ y 290$ la consulta, por lo que el valor de la orden debería rondar en base a lo que se le abona a un médico, es decir, no más de $ 60”.

De todas formas aclaró que “los valores están desactualizados, ya que llevarlos de repente a un valor de $ 60 genera un golpe al bolsillo del trabajador. Consideramos que se debe hacer en dos cuotas”.

El titular de los trabajadores legislativos rionegrinos criticó la falta de información al momento de tomarse la decisión de este incremento, ya sea por parte de la obra social o de los gremios estatales que tuvieron acceso inmediato y directo a la novedad.

Al referirse a que la noticia se viralizó en sitios web y redes sociales a partir de un posteo de dirigentes de SITRAJUR (Adriana Saber y Pablo Barreno), Gatica consideró que “debemos diferenciar lo que es sociabilizar una información y obtener rédito político. Yo creo que Barreno -cuando publicó que ‘se va aumentar un 333% el bonos de consulta’  y que ‘Weretilneck se llevó el dinero para la campaña’ está haciendo política, no está defendiendo a los trabajadores”.

Agregó que, de todas maneras, “la primera que lo publicó fue Adriana Saber, y tampoco lo charló internamente (con los demás gremios)”.

“Posteriormente lo conversamos en el Consejo Asesor (integrado por todos los gremios estatales), como integrantes de la Junta de Administración y en representación de las Vocalías Gremiales. Este tipo de modificaciones que signifiquen un incremento o una nueva prestación que no es habitual, por lo que conlleven a un esfuerzo monetario, debemos dialogarlo entre nosotros. Primeramente se tendría que haber dialogado en este espacio antes de las redes sociales, pero cada uno hace política como quiere”, expresó.

Igualmente el Secretario General de APEL admitió que los anteriores Vocales Gremiales (cuyos mandatos vencieron el 30 de junio, día en que se firmó la resolución el aumento) tampoco consultaron ni informaron al resto de los sindicatos. “No hubo consulta, pero creo que no hubo mala voluntad”, afirmó.

El plus médico

Otro tema que preocupa a Gatica es el cobro de plus por parte de los médicos: “Vamos a plantearlo con los vocales en la Junta de Administración”. Sobre posibles soluciones al respecto mencionó que “así como la Agencia de Recaudación Tributaria cuenta con un cuerpo de inspectores, nosotros debemos tratar de crear algo similar en toda la provincia, con un incentivo que determine en horarios alternos y donde se confirme que se le cobra un plus al afiliado. Que a través de un acta se tomen cartas en el asunto, ya sea desde la Junta de Administración o a través del Colegio Médico”.

Entendió que “no será una tarea fácil, teniendo en cuenta que hay compañeros que van a estar en riesgo. Lo que no podemos seguir insistiendo es en que el afiliado vaya a denunciar, porque al otro día debe ir a ver a su médico suavemente”.

“Si hay que rediscutir con la entidad que nuclee al profesional, debemos ver la relación económica de nuestra provincia, ya que es un esfuerzo para el trabajador”, disparó