Fernández Oro: impiden que militante de ATE acceda al pase a planta

Reunión con el Ejecutivo en la que participaba la trabajadora excluida.

ATE repudio el “hecho bochornoso” que sucede en la Municipalidad de General Fernández Oro y denunció que “de manera totalmente irregular e ilegal” impide que una trabajadora pase a planta permanente.

Se trata de Mabel Soto, quien cuenta con ocho años de trabajo y cumple con todos los requisitos de ley. Rindió de manera eficiente el concurso de pase a planta pero, la comuna conducida por Mariano Lavín le impide la estabilidad laboral.

Según relata la trabajadora afectada, fueron el mismo jefe de Personal, Gustavo Amati y la secretaria de Gobierno, Laura Sanhueza, quienes le aseguraron que no pasaba a planta “por haber estado protestando por aumento salarial y el pase a planta permanente”.

“Repudiamos la actitud del Intendente Mariano Lavín y su ilegal Junta de Calificación y Disciplina, por intentar dejar sin trabajo y sin la posibilidad de pasar a planta a una trabajadora por protestar y reclamar el pase a planta”, denunció Esterea González, secretaria general de la Seccional Allen de ATE y completó: “La comuna toma revancha sobre los trabajadores que reclaman contra la vulneración de los derechos”.

“Este Gobierno Municipal de Cambiemos en Fernández Oro se quiere desquitar con los que menos tienen, con los supuestamente más débiles. La compañera cuenta con más de ocho años de contrato dentro de la Municipalidad, además de otros años que estuvo trabajando totalmente en negro”, añadió la dirigente y completó: “Repudiamos esta medida y reclamamos la revisión urgente de estas decisiones de la Municipalidad. Lanzaremos todo tipo de acciones, administrativas, legales y gremiales hasta conseguirlo”.

El 7 de diciembre pasado se realizaron los concursos por el Pase a Planta Permanente. ATE impugnó el listado de trabajadores señalando que fue “hecho a medida de los intereses del Poder Ejecutivo y sin respetar siquiera el Estatuto Municipal”.

Denunciaron que, mientras que las leyes y el Estatuto determinan como requisito contar con dos años de antigüedad, por un lado se excluyó a trabajadores que superan esa antigüedad y al mismo tiempo se permitió que otros con menor tiempo en la comuna pudieran rendir.

Hace pocas horas recién fueron notificados los resultados y, mediante una nota que carece de toda formalidad, se informó a la trabajadora Soto que no podía pasar a planta. “Llamativamente la notificación está escrita a mano, no cuenta con membrete ni identificación de la Municipalidad, como tampoco sellos de los funcionarios actuantes. No obstante, todas estas informalidades aparecen como un dato menor cuando se examina la nefasta redacción de la misiva y la total ausencia de fundamentos creíbles”, denunció el gremio.

“Este nefasto proceso de pase a planta permanente comenzó en octubre, cuando la Municipalidad anunció la conformación de la Junta de Calificación y Disciplina. Mientras se disfrazaban de democráticos, la gestión de Lavín tenía absolutamente digitado quiénes iban a ser sus miembros”, agregaron.

“Es que, para poder ser representante de los trabajadores y formar parte de la Junta, se definieron requisitos extraordinarios que impedían que la mayoría de los empleados pudieran tanto ser candidatos, como votar a sus representantes. Por ejemplo, se debía contar con una antigüedad mayor a 10 años y estar en planta permanente, lo que dejó a una gran parte de los trabajadores excluidos”, explicaron.

A partir de ello, ATE impugnó la conformación de la Junta y alertó sobre su falta de imparcialidad en la tarea de regular el proceso del pase a planta.