El IPROSS garantiza la atención en el Alto Valle

Frente a la rescisión del convenio con la Federación de Clínicas (FECLIR) y el posterior corte de servicios, el IPROSS garantizó la atención de los afiliados a través de las diferentes clínicas con convenio directo.

El pasado 7 de diciembre, el IPROSS notificó formalmente a la FECLIR de la rescisión del convenio prestacional, a partir del 31 de diciembre. Frente a esta decisión, la Federación volvió a cortar los servicios a los afiliados de la obra social.

De todas formas, desde el gobierno aclararon que “la demanda de los afiliados se encuentra cubierta en las demás clínicas convenidas”.

La obra social provincial garantizó, a través del sistema público hospitalario, la atención de urgencias y emergencias. A través de la Federación Médica de Río Negro, las consultas y la atención médica ambulatoria, como así también los procedimientos que requieran anestesia a través del convenio con la Asociación de Anestesiología.

El resto de la atención se distribuye en Cipolletti, a través de la clínica Moguillansky y Fundación Médica, en Roca con Fundación Labat e Instituto Radiológico, en Choele Choel con IMEPA, y en Neuquén a través de la Clínica Radiológica, San Lucas, Clínica Pasteur, Policlínico Neuquén y Cmic.

La decisión de rescindir el convenio prestacional surge de una suma de cortes de servicio realizados, pese al constante diálogo y propuestas por parte del IPROSS.