Día Mundial de la Obstetricia: ATE saluda a los profesionales y reclama su reconocimiento

ATE Río Negro saluda a todos los trabajadores y trabajadoras profesionales de la Obstetricia, al conmemorarse el Día Mundial de esta especialidad médica, que cumple importantes funciones respecto a la salud de las embarazadas, madres y recién nacidos.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta especialidad es considerada el recurso más idóneo para bajar los índices de morbimortalidad materna infantil. De acuerdo a esta entidad, a cada minuto muere una mujer en el mundo por complicaciones en el embarazo o durante el parto, muertes que se pueden evitar con las debidas atenciones de salud.

En este sentido, las obstétricas cumplen un rol esencial en la atención primaria de la salud. Desde los principios de la humanidad, las mujeres eran asistidas por otras mujeres, un rol que luego se fue profesionalizado. Hoy en día entre sus funciones realizan controles prenatales de bajo riesgo, preparación integral para la maternidad, acciones de prevención, atención del parto, posparto normal y recién nacido normal y también en salud reproductiva.

RECLAMO DE RECONOCIMIENTO

Es necesario señalar que en Río Negro este área ha sido desestimada por el Ministerio de Salud de la provincia. Un caso que da cuenta de ello es lo que ocurre en la ciudad de Allen, donde ATE denunció la reducción arbitraria de un importante número de guardias a las licenciadas en obstetricia que, lejos de significar un ahorro, fueron asignadas inmediatamente a un médico ginecólogo que, además, está fuertemente cuestionado y denunciado por trabajadoras y usuarios.

Para el Sindicato no solo se está descalificando el trabajo de las obstetras sino también perjudicando a las pacientes, ya que se disminuye la calidad de la atención.  Así, no solo se sufre maltrato y abuzo de autoridad, sino el desprestigio de una profesión tan importante.

Para ATE el rol que cumplen los y las obstetras dentro del equipo de Salud es claro y de vital importancia, es por eso que en este día tan particular, junto con festejar tan noble profesión, se llama a seguir peleando por el derecho de trabajadores y trabajadoras a ser reconocidos en el desempeño pleno de sus funciones.