Delegados de UPCN agredieron a representantes de ATE

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro repudia las agresiones que los delegados del gremio UPCN, Silvano Amarildo López y Natalia López, ejercieron sobre la compañera Selva Sanchez cuando esta ingresaba al Consejo Escolar en General Roca -ubicado en la calle Tucumán, esquina Neuquén-  para abordar temas inherentes a los nuevos cargos de jefes de radio.
La reunión estaba acordada con la consejera escolar, Silvina Biancalana, quien el viernes convocó a aquellos que ocupan los nuevos cargos de coordinador de escuela: en total ocho jefes de radio.
El encuentro tenía por meta trabajar con los sindicatos el modo en que se va a abordar el nuevo Manual de Funciones en General Roca, con un temario amplio que abarcaba puntos como las capacitaciones, las suplencias, jubilaciones y otros ejes inherente a todos los establecimientos educativos que tiene a cargo el Consejo de esta ciudad.
Sin embargo, lejos de sopesar la magnitud de la reunión y la importancia para los trabajadores y trabajadores, estos delegados de UPCN comenzaron a insultar obscenamente a Selva Sánchez, trabajadora de la Educación que presta servicios en el Estado hace 31 años y quien actualmente ejerce la representación de los trabajadores en el Directorio del IPAP.
“Los insultos comenzaron en la vereda de Tucumán casi Neuquén y siguieron dentro del mismo Consejo, antes de ingresar a la reunión”, describió Selva Sánchez. “Fueron tantas las barbaridades y obscenidades que me dijeron que incluso los jefes de radio me mandaron luego mensajes para solidarizarse, ya que quedaron shockeados por la situación patoteril que vivimos”, señaló.
La violencia continuó a la salida de la reunión,  donde la esperaban al menos nueve personas con la intención de seguir con las agresiones y los insultos. “Sin embargo había mucha gente que salió de la reunión y esperó hasta que me suba al auto y me fuera a mi casa”.
Desde el Sindicato se señala con consternación la gravedad de este tipo de accionesy se llama a repudiar el ejercicio de prácticas que poco tienen que ver con la democracia.
ATE condena la violencia que ejerce UPCN como única respuesta a la perdida de terreno político y su nula incidencia como gremio en el desarrollo institucional del estado rionegrino.
Evidentemente, frente a la desafiliación masiva y la perdida de representación de los trabajadores, el Gremio conducido por Juan Carlos Scalesi elige la agresión cobarde,un acto nefasto para la construcción y el crecimiento de la organización de los trabajadores.