CTA rechazó protocolo “militarista” que regulará la protesta social

Luego de conocerse públicamente que una de las motivaciones centrales de la visita a Bariloche de la Ministro de Seguridad de Nación, Patricia Bullrich, es la de exponer sobre un protocolo para regular la protesta social, desde la CTA Autónoma se rechazó enfáticamente cualquier plan de esta naturaleza. “Si Río Negro adhiere al plan Anti-Piquete, configura un grave retroceso institucional”, advirtieron.

“Que se quiera instrumentar un protocolo para regular la protesta social, luego de más de tres décadas de democracia, es un escándalo. Es evidente que quieren usar a la policía y a la Justicia para garantizar políticas de ajuste sobre los asalariados y las franjas sociales de menores ingresos”, repudió Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y adelantó que “si el Gobierno Provincial adhiere a esta idea militarista, bajo la excusa de garantizar el libre tránsito en calles y rutas, se configuraría en Río Negro un grave retroceso institucional y se produciría una seria afectación a la democracia”.

El referido plan -que es expuesto por el Gobierno Nacional ante los referentes en materia de seguridad de las distintas provincias, con la expectativa de lograr respaldo y consenso- avanza y violenta garantías ciudadanas amparadas constitucionalmente y afecta de manera directa el derecho de peticionar libremente ante las autoridades. Al respecto, Aguiar manifestó: “Sepan que ante esta amenaza y mientras los gobiernos nos sigan empobreciendo, los trabajadores no vamos a cambiar nuestras metodologías de reclamo”.

Está claro que el Gobierno Nacional, con la complicidad de las gestiones provinciales que acepten la instrumentación del protocolo en sus respectivas jurisdicciones, utilizará a las fuerzas policiales y a la propia Justicia para profundizar la represión de los reclamos sindicales y la criminalización de la protesta social.

Ser el primero en comentar en "CTA rechazó protocolo “militarista” que regulará la protesta social"

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*