CTA de los Trabajadores también exige paritarias y anuncia movilización

 

Desde Bariloche, la CTA de los Trabajadores exigió la convocatoria a paritaria en forma inmediata sin techo y anunció su adhesión a la movilización nacional del 21 de febrero. La central sumó el apoyo de la CTEP y otras organizaciones gremiales y sociales.

La CTA conducida por Jorge Molina exigió que la discusión salarial tenga un piso que contemple tres ítems: el defasaje entre inflación y salario del 2016 y 2017, la pauta inflacionaria estimada para el 2018 y una cláusula de actualización automática que equipare la pauta salarial a la inflación y también contemple un incremento por encima de ese índice de, por lo menos, el 5%.

Además, se anunció la adhesión a la movilización nacional del día 21 de febrero por medio de una jornada provincial de lucha con tres movilizaciones regionales en Viedma, Roca y Bariloche contra los despidos, los ajustes, los tarifazos, por paritarias libres sin techo, contra la reforma previsional y laboral y contra la persecución a los dirigentes sociales y sindicales.

Del mismo modo, las entidades sindicales lanzaron la campaña de recolección de firmas contra la reforma previsional.

Molina instó al gobernador provincial, Alberto Weretilneck, a que abandone las políticas de sumisión a los requerimientos del gobierno nacional. También dijo que “esta es una provincia rica en recursos con poca población y que por lo tanto no es cierto que no hay recursos” y agregó: “Por eso exigimos al gobierno provincial una política de distribución más justa en nuestra provincia”.