Cierra la delegación Viedma del IProSS por reclamo de UPCN

Los trabajadores de la Obra Social provincial decidieron  por unanimidad una medida de fuerza en reclamo de aspectos que hacen a la salubridad, seguridad e higiene laboral que vienen planteándose desde hace alrededor de un año, por lo que mañana martes, la delegación Viedma de IProSS estará cerrada.

Después de la asamblea, un grupo de afiliados y no afiliados de UPCN se acercó a la sede central del organismo  en calle Roca a solicitar una reunión urgente para plantear los problemas que no se han resuelto, que hacen no solo al trabajo de los empleados sino a la atención de los afiliados. La señora Andrea Escudero, a cargo de la presidencia del IPROSS, estando a pocos metros de los agentes, no quiso recibirlos, lo que generó un tremendo malestar entre los trabajadores.

La medida se toma luego de presentar innumerables reclamos a las autoridades desde hace alrededor de un año, ya que las condiciones de trabajo son deplorables. Falta calefacción, falta de agua en los baños (de trabajadores y usuarios afiliados); ruidos extremadamente molestos de la obra de reparación colindante que hacen imposible la atención al usuario; polvo en suspensión e invasión de humo y olores que también llegan de la obra llenado el salón y las oficinas; olor nauseabundo a cloacas a partir de la rotura de caños; etc. Son, entre otros, los problemas que a diario denuncian en la delegación de atención al público.

“No podemos trabajar en esas condiciones. No podemos ir al baño ni atender como se merecen los afiliados y con estas temperaturas heladas la pasamos muy mal” dijo la delegada de UPCN  Liliana García Verdinelli. Los trabajadores eligieron en asamblea colaboradores gremiales para canalizar los reclamos que se suscitan en el edificio. “Esperamos que las autoridades escuchen, es muy feo que estando en una oficina, a 5 metros de quienes fuimos a plantear los problemas que tenemos, no quieran atendernos. Es otra actitud de maltrato que no estamos dispuestos a  normalizar”, dijo Verdinelli.

La medida de fuerza estará vigente hasta que no se dé una respuesta definitiva. Mañana, a las 9:30, una comisión integrada por secretarios de Mesa Directiva de UPCN, delegados, colaboradores gremiales y trabajadores no afiliados se presentará nuevamente a la sede central para solicitar las respuestas que dijeron serán ‘medidas de contingencia’.