ATE y Parques comenzaron a debatir la carrera de brigadistas de incendios forestales

Delegados de ATE y directores de la Administración de Parques Nacionales (APN) se reunieron en una mesa de la Secretaría de Modernización, en Buenos Aires, donde comenzaron a diseñar la carrera para brigadistas de incendios forestales: un reclamo histórico del sector que lleva 32 años.

El punto de inflexión que vehiculizó el acuerdo fue la reunión que en octubre mantuvieron en Bariloche el director de Operaciones de la APN, José Albrizio, y el de Recursos Humanos, Alejandro Rojas, con los delegados de ATE José Luis Quintriqueo (Nahuel Huapi), Raúl Romero (Nahuel Huapi), Mario Cárdenas (Los Alerces) y Pablo Saludes (Lago Puelo).

Fue decisivo, también, el plan de lucha con epicentro en Bariloche que desde principio de año lanzaron los trabajadores norpatagónicos de Parques Nacionales. Si se aprueba una estructura orgánica para la Dirección de Lucha contra Incendios Forestales y Emergencias (DLIFE), más de 320 brigadistas de todo el país contarán con un horizonte de estabilidad y ascenso laboral, y podrán negociar condiciones de empleo en un marco preestablecido.

“Para ATE, la pelea persistente es la forma que deben adoptar nuestras reivindicaciones. Muchas veces estamos en soledad, pero convencidos. El de hoy es el puntapie a un sueño de largo aliento de brigadistas a los que se le fue la vida”, señaló Rodrigo Vicente, secretario general de ATE.

En la reunión de hoy, ATE estará representada por los delegados José Quintriqueo, Mario Cárdenas y Flavio Vergara, paritario nacional del sindicato. También habrá un referente de UPCN, funcionarios de la APN y Modernización.

Lo novedoso es que ATE presentará un proyecto elaborado entre los trabajadores del Parque Nacional Nahuel Huapi, Los Alerces y Lanin. Son más de 17 páginas que modifican el Decreto 1455 de 1987, cuando se estableció la normativa para el cuerpo de guardiaparques nacionales.

Para la DLIFE, ATE propone crear las áreas Administrativa, Operaciones, Técnica y Servicios, y un manual de misiones y funciones para cada uno de los cargos que deberán ser concursados. Asimismo, determina su lugar de funcionamiento y la permanencia en el cargo.