ATE profundiza la protesta en Energía

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro profundiza medidas de fuerza y extiende durante toda la jornada de hoy el estado de alerta y asamblea permanente en la Secretaría de Energía en Viedma.
Es que a pesar de los reiterados reclamos, el titular del organismo Sebastián Caldiero no brinda la instancia de diálogo que desde hace largos meses viene solicitando el Sindicato en busca de respuesta a las diversas demandas laborales que mantienen los empleados en el organismo.
“Los trabajadores tuvieron la primera y ultima reunión con Caldiero en el mes de julio, luego de eso no hubo más comunicación. Cuando el titular del organismo viene a Viedma ni siquiera pasa por la Secretaria de Energía. Los trabajadores son víctimas de una fuerte discriminación, por eso están pidiendo de mínima diálogo para poder ponerse de acuerdo sobre las demandas que llevan adelante”, señaló Leticia Lapalma, del Consejo Directivo Provincial de ATE. 
Las mismas tienen que ver no solo con aspectos salariales y contractuales, en torno a la precariedad en la que se desempeñan algunos trabajadores, sino también con la grave discriminación que se vive en el organismo -en relación a los agentes de otros entes recaudadores del Estado rionegrino- debido a que la secretaría de energía no cumple con lo estipulado en el Decreto Ley 195/17 y se niega sistemáticamente el pago del denominado Premio Estímulo, que está establecido desde el 2017.
“Nunca se hizo efectivo y nunca cobraron lo que les corresponde como organismo recaudador. Hemos presentado un texto modelo para establecer la manera en la que se puede hacer efectiva esa resolución, pero aun no hay respuestas. Es necesario sentarnos con las autoridades a ver de qué manera se va cumplir con este decreto”, continuó la dirigente.
Asimismo, ya en el mes de julio, el Sindicato alertó en una audiencia con el Secretario de Energía de Río Negro sobre el crecimiento de contrataciones irregulares para la prestación de los servicios, como por ejemplo la aparición de los denominados “monotributistas”, tema sobre el que se sigue sin respuesta. “Hay varios trabajadores que son contratados, con la precariedad que eso significa. Estamos pidiendo que esos compañeros y compañeras puedan pasar a un contrato que regularice su situación”, concluyó Lapalma.