ATE lanzó un paro con corte de ruta para el 10 de septiembre

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Río Negro ratificó hace instantes en conferencia de prensa su adhesión al paro nacional convocado por el sindicato para el próximo martes 10 de septiembre y anunció que volverá a movilizarse a los puentes que unen Cipolletti con Neuquén desde las 10 para exigir la reapertura de paritarias.

“A lo único que le pusieron un verdadero cepo es a los salarios. Cada semana que pasa la pérdida de poder adquisitivo de los ingresos es mayor”, dijo el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

“Lo que quiere dejar estacionado Lacunza no es un barco, sino el Arca de Noé, donde arriba viajan sólo banqueros y empresarios”, graficó el dirigente en una metáfora que expresa la liberalización económica macrista que, sin restricción al flujo de divisas, facilitó la fuga de 100 mil millones de dólares.

“Luego de las PASO el gobierno nacional atraviesa su etapa de mayor descrédito. En este momento la falta de confianza es absoluta. Tenemos una gestión sin poder y por lo tanto el escenario cada vez será peor. Macri tiene los días contados”, adivirtió Aguiar.

“No estamos de acuerdo con los dirigentes gremiales que creen que tenemos que mantener tranquilidad y garantizar paz social en estos tiempos de inestabilidad. Ellos suponen que cualquier evento extraordinario podría producir un cambio de opinión en los votantes. Nosotros, sin embargo, pensamos que el resultado de las elecciones primarias lo construimos los trabajadores resistiendo en la calle y si queremos que se repita en octubre, no debemos abandonar ese camino de pelea”, agregó.

Entre los reclamos que llevan a ATE a intensificar su plan de lucha se encuentra el de lareapertura paritaria ante un escenario de constante pulverización del poder adquisitivo. Las esquivas decisiones adoptadas por el presidente Macri luego del 11 de agosto generaron una devaluación creciente que impacta de lleno en los precios.

Asimismo, el sindicato volvió dejar en claro que el aumento unilateral del salario mínimo vital y móvil decretado por el ministro Dante Sica en el Consejo del Salario es insuficiente. No cubre ni siquiera la mitad de la canasta básica de $31.200 que necesita una familia argentina para sobrevivivir y se deteriora rápidamente al pagarse en las tres cuotas establecidas.

ATE también exige la reincorporación de los más de 30.000 trabajadores despedidos en el Estado nacional, que no sólo dejaron a familias sin fuente de ingreso, sino que facilitaron el cierre de programas públicos y ministerios, como el vaciamiento de áreas estratégicas de producción nacional.

Además sigue esperando ATE Río Negro una señal del Gobierno de la Provincia y de todos los intendentes municipales, para que adopten medidas paliativas como las decretadas por Nación para los empleados públicos. Si bien para el sindicato son insuficientes y extemporáneas, contienen la gravísima situación de los asalariados más desprotegidos. Remarca ATE que fueron discriminados cerca de 300.000 trabajadores.

En este sentido, el sindicato demanda un aumento de emergencia para jubilados y que se garantice la liquidación de los beneficios de aportes personales correspondientes a agosto y septiembre.