ATE denunció amenazas de la Unión Ferroviaria

El sindicato estatal reclamó la intervención del Gobierno para evitar “un nuevo Mariano Ferreyra” y  denunció que dirigentes de la Unión Ferroviaria amenazaron a delegados estatales en Tren Patagónico, tras haber anunciado que adoptaría medidas de fuerza.

“No queremos un nuevo Mariano Ferreyra”, señaló Rodrigo Vicente, secretario general de ATE. “Por eso le pedimos al Gobierno que intervenga rápidamente en esta situación y le ponga punto final a los José Pedraza. El Ejecutivo es responsable de lo que pueda suceder en la empresa estatal”, agregó.

“Es recurrente que la Unión Ferroviaria apriete a trabajadores organizados en nuestro sindicato”, dijo Vicente. “Es común que lo haga también en otras empresas y contrate para ello a matones, como los que asesinaron a Mariano Ferreyra”.

Las amenazas de dirigentes de la Unión Ferroviaria se concretaron luego de que ATE haya anunciado la realización de medidas de fuerza sorpresivas. Esa fue la decisión adoptada por el gremio estatal después de que a un delegado se le haya prohibido el ingreso a la empresa por orden del directorio.

Según Tren Patagónico, el delegado debía tomarse francos y, además, debía trasladarse de sector. Para ATE, esa versión es una farsa: el trabajador había sido elegido con sus compañeros tan solo una semana atrás.

Cabe destacar, que la Unión Ferroviaria intentó por todos los medios impedir la representación de ATE entre los trabajadores de Tren Patagónico, obstaculizando la realización de asambleas y la elección de delegados.