APEL comenzó a cerrar sus actividades deportivas anuales

El año va llegando a su fin y las actividades deportivas que se desarrollan en el predio del gremio de los empleados legislativos rionegrinos realizan sus cierres formales.

Desde hace unos años la Comisión Directiva de APEL decidió llevar a cabo diferentes actos (uno por cada una de esas disciplinas) para que familiares y amigos de los chicos puedan disfrutar dichas ceremonias con mayor comodidad. Si bien el salón de usos múltiples del sindicato es sumamente amplio y cómodo, la cantidad de gente que asistía al ‘acto único de cierre’ -que se efectuaba antes- desbordaba las instalaciones.

Por lo tanto, desde fines de noviembre y hasta casi fin de año cada profesor propone una fecha y, junto a las autoridades del gremio, organizan ese tan emotivo momento final de cada período.

LLENO TOTAL

El pasado miércoles (22 de noviembre) fue el turno de una de las actividades que más tiempo llevan desarrollándose en APEL: el patín. Como era de suponer, el SUM estuvo repleto de gente desde minutos antes de las 18 horas. Padres, hermanos, abuelos, tíos, primos y amigos observaron las coreografías de las distintas categorías y registraron esos momentos en sus cámaras fotográficas y de video.

Vanesa Gordillo es la responsable de coordinar estas clases, las que dicta junto a su hermana Carolina y a Evangelina Castro.

Al realizar un balance del año, Vanesa destacó que fue el período en que mayor porcentaje de alumnas terminó el ciclo (con referencia a las que comenzaron en el mes de marzo). Recordó que los cupos se completaron en muy pocos días y que sólo en la categoría Principiantes había poco más de 50 niñas. Finalmente agradeció la confianza de los padres de las patinadoras y de las autoridades del gremio legislativo rionegrino.

UN “GOLAZO” DE CIERRE 

Al día siguiente (jueves 23 de noviembre) fue el momento de una de los grupos ‘más mimados’ del gremio, los más pequeños. Los chicos de las categorías 2010, 2011 y 2012 que concurren a la Escuela de Fútbol de APEL despidieron el año con un encuentro, junto a los profesores y sus familias.

“Les agradezco a los padres la confianza que depositan en nosotros cada vez que nos dejan a sus hijos”, dijo Iván Muñoz, encargado de dirigir las prácticas de esta categoría junto a Leandro Pintos. “Año tras año este proyecto tan lindo sigue creciendo”, agregó.

Los niños compartieron un momento, entre comida y gaseosas, además de haber recibido un presente.

COMO UN CUENTO DE HADAS

También el jueves fue el día elegido para concluir las acciones de Educación Física Infantil y Gimnasia Aeróbica Infantil, a cargo ambas de Camila Fuentes, quien en esta oportunidad contó con la ayuda de una estudiante del Instituto de Educación Física de Viedma (con quien APEL colabora todo el año de esta manera). Las niñas concurrieron vestidas con prendas correspondientes a conocidos personajes, la mayoría de cuentos de hadas, y jugaron al ‘amigo invisible’, lo que permitió que todas recibieran un regalito por parte de alguna compañerita.

En síntesis, estas ceremonias reflejan ni más ni menos que lo que sucede diariamente en APEL durante todo el año. Los niños y niñas aprenden una actividad, un deporte, pero fundamentalmente hacen amigos. Y eso llena de orgullo al gremio de los legislativos de la provincia de Río Negro.