Aguiar: “La Argentina que viene se dirime en la calle y hay que acelerar las reformas”

El dirigente aseguró que “las manifestaciones violentas están directamente vinculadas a la negociación de la deuda”.

Bajo el contexto de renegociación de la deuda y la crisis social y sanitaria que atraviesa el país, el secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, aseguró que “no existen dudas que la Argentina post pandemia se va a dirimir en la calle y que hay que acelerar todas las reformas estructurales necesarias para construir otro país que contenga al nuevo emergente social que son los excluidos” y destacó: “Durante los últimos años nos habíamos acostumbrado a marchar en contra. Ahora hay que marchar a favor“.

Las movilizaciones anticuarentena, los banderazos y episodios de violencia que se impulsan están directamente vinculados a la negociación de la deuda. No es casual que los principales bonistas hayan declarado que preferían reestructurar la deuda con la gestión anterior. Es evidente que algunas Patricias Bullrich que aparecen ahora lo hacen para intentar fortalecer a los acreedores de la deuda inmoral que contrajo nuestro país y asegurarse que se pongan como garantía de cumplimiento la plata de los jubilados, Aerolíneas Argentinas y otras empresas estatales”, remarcó el referente estatal en base a la propuesta de los grupos de bonistas con los que aún no se ha podido concretar la negociación, entre los cuales se destaca el fondo BlackRock.

La última oferta enviada por Gobierno para renegociar la desmedida deuda que dejó la gestión anterior fue bien recibida por los bonistas, pero insisten en pedir un poco más, por lo que Aguiar evaluó que “cada vez es más evidente que varios de estos grupos económicos, no sólo pagaron la campaña del gobierno anterior, sino también que firmaron los empréstitos a sabiendas que casi la totalidad de esos fondos se iban a fugar del país”.

Con respecto a las violentas manifestaciones que ocurrieron la semana pasada en las que protestaron contra la expropiación de la empresa Vicentín, entre otros puntos, el adjunto de ATE manifestó: “Las últimas movilizaciones no preocupan, pero si se tienen que transformar en una señal de alerta. Cuando se termine el aislamiento y legalmente esté permitido, los que tenemos que salir a la calle somos los trabajadores y los sectores populares para demandar que este gobierno que ha demostrado hasta aquí sensibilidad social profundice sus políticas”.

En esta línea, Aguiar sostuvo que “el congreso debe avanzar en la reforma del sistema impositivo votando el impuesto a las principales fortunas y estableciendo el salario universal”, dos de las propuestas que viene apoyando desde los comienzos de la pandemia, y concluyó: “Distribuir la riqueza será la única manera de salir de la crisis”.